Caza Mitsubishi A6M5

Ref.: TAMI-60318

114,85 EUR

Caza Mitsubishi A6M5
Caracteristicas
De la marca Tamiya y a escala 1/32 este modelo para mpontar y pintar
Historia
Para muchos japoneses, el Reisen (caza Zero) representa mucho más que un magní­fico diseí±o de la aeronáutica, pues es un sí­mbolo del legendario, si bien temporal, dominio nipón sobre el Pací­fico. Algunos expertos llegan a afirmar que si no se contara con la producción del Zero, la armada japonesa jamás se habrí­a embarcado en la guerra del Pací­fico. Sea como sea, la guerra estalló y a principios del aí±o 1943, el ejército japonés combatí­a con ferocidad por controlar algunos puntos estratégicos en tierra en la zona del Pací­fico Sur, incluyendo Guadacanal. La guerra aérea que tení­a lugar sobre estas islas era igual de desesperada. Aunque al principio Japón contaba son su superioridad en el aire, al avanzar la guerra tuvo que enfrentarse a los aviones cada vez más potentes de Estados Unidos. La íºnica esperanza de victoria para Japón contra el poderoso enemigo formado por los Aliados residí­a en los cazas Zero y sus valientes pilotos. El diseí±ador jefe de Mitsubishi, Jiro Horikoshi, respaldó la optimista petición de la armada japonesa, que exigí­a un nuevo caza Zero con base en un buque portaaviones. Con este caza no solo se esperaba dar un paso más respecto a todos los demás cazas, sino conjugar todas sus cualidades en un mismo diseí±o: velocidad, autonomí­a, capacidad de ascenso, armamento, maniobrabilidad y resistencia. Evidentemente, si un avión reuní­a todas estas caracterí­sticas, se convertirí­a en la mejor aeronave del mundo. Se decidió que este “supercaza” exigí­a un fuselaje muy ligero y aerodinámico, combinado con un potente motor de 1.000cv. La primera medida para reducir el peso fue desarrollar y utilizar el material ESD (superultraduraluminio) en las alas, que suele ser la parte más pesada del avión. El nuevo caza incorporaba una cubierta con forma de lágrima y visión integral que se utilizaba por primera vez en un avión japonés. Al instalar un tanque desechable, el Zero alcanzaba una autonomí­a de 3.000km. La armada aceptó oficialmente el caza y lo designó Zero Modelo 11 con base en portaaviones. El bautizo de sangre del nuevo caza tuvo lugar en China, el 13 de septiembre de 1940. Aquel dí­a, trece Zero derribaron 27 biplanos I-15 bis rusos y monoplanos I-16 del ejército chino. En el combate, no se perdió ni un solo Zero. Dieciséis meses después del primer combate en China, 125 Zero despegaron de seis portaaviones japoneses y sobrevolaron Hawái. Los americanos quedaron asombrados al ver aquel caza desconocido hasta entonces, totalmente ignorantes de lo que era capaz. Los observadores en China habí­an enviado informes sobre un nuevo caza, pero no se les habí­a prestado atención. En Pearl Harbor, los Zero no solo cubrieron a la flota atacante desde el aire, sino que también escoltaron a los bombarderos, una misión muy importante en el ataque sorpresa a las fuerzas estadounidenses. En los cielos de Pearl Harbor, Filipinas, el océano índico y otros muchos lugares, los letales Zero se impusieron sobre aviones de los Aliados como el Grunman F4F Wildcat, el Bell Airacobra P39, el Curtiss P40 y el Hawker Hurricane. Incluso durante esa época de continuas victorias, el Zero fue sometido a continuas mejoras. En abril de 1942, se acortaron las alas 50cm en cada extremo, con el fin de aumentar la velocidad, y el motor Sakae 12 de 950cv se sustituyó por el Sakae 21 de 1.130cv, con turbocompresor de dos velocidades. Sin embargo, esta nueva versión, conocida como Modelo 32 (Hamp), tení­a la desventaja de una autonomí­a muy limitada. En el siguiente modelo, el 22, intentó solucionarse el problema volviendo a los 12m de envergadura e instalando depósitos adicionales en las alas. Este fue el Zero que se envió a combatir a finales de 1942. Más o menos en la misma época que debutaba el Zero Modelo 22, Estados Unidos enviaba sus cazas más modernos, de gran velocidad y fuertemente armados, el P-38 Lightning y el F4U Corsair. Estos aviones volaban en formación y aplicaban tácticas de ataque y huida, muy eficaces, de forma que acabaron con numerosos Zero. Pero quizá el caza rival del Zero más conocido fuera el F6F Grunman Hellcat, especialmente diseí±ado para terminar con el avión japonés. El Hellcat era el sucesor del Wildcat y se trataba de un caza con base en portaaviones, equipado con un motor R-2800 Double Wasp. El Hellcat tení­a una velocidad máxima de 610km/h, mientras que el Zero Modelo 22 solo alcanzaba los 540km/h, y estaba armado con seis ametralladoras de 12,7mm y un grueso blindaje. Era superior al Zero en todos los aspectos, menos en la maniobrabilidad. La armada japonesa se dio cuenta de que era necesario crear el sucesor del Zero, pero un sinfí­n de problemas técnicos retrasó el proceso. Ante esta situación, se decidió realizar pequeí±as mejoras, como aumentar la velocidad de vuelo en picado. El siguiente modelo de Zero, el Modelo 52, estaba especialmente diseí±ado para enfrentarse a la gran velocidad y el fuerte armamento de los aviones de los Aliados. Pero la escasez de materiales y la pobre capacidad de producción en tiempos de guerra impidieron que se aplicaran mejoras más importantes, como la instalación de un nuevo motor. Japón se centró en potenciar la aerodinámica, con el fin de conseguir algo más de velocidad. Se quitaron los extremos plegables de las alas, con lo que se redujeron en 50cm en cada extremo, como se habí­a hecho con el Modelo 32. La diferencia radicaba en que los extremos del Modelo 52 eran más redondeados. Asimismo, para lograr mayor empuje, se sustituyeron los tubos de escape compuestos por unos individuales. El armamento consistí­a en dos caí±ones de 7,7mm en el morro y dos caí±ones de 20mm en cada ala. Aunque estos íºltimos eran unas armas potentes, su velocidad inicial era muy baja y no tení­an demasiada precisión. Con el fin de solucionarlo, en el Modelo 52 se instalaron caí±ones Tipo 99 de caí±ón más largo. También se aí±adieron extintores, para que los Zero no estallaran en llamas cada vez que recibí­an un impacto. El Zero Modelo 52 despegó por primera vez en agosto de 1943. A pesar de que pesaba 200kg más que el Modelo 32, que tení­a la misma envergadura, alcanzaba una velocidad máxima de 565km/h. el aspecto negativo era que, al reducir la superficie de las alas, se redujo notablemente la maniobrabilidad y la autonomí­a, dos caracterí­sticas clave hasta entonces para los Zero. Con la aparición de cazas estadounidenses más veloces, mejor armados y protegidos que el Zero, este se vio relegado a un papel defensivo, para el que no estaba bien preparado. La producción del Modelo 52 se llevó a cabo junto a la compaí±í­a Nakajima. Se produjeron más de 6.000 unidades, incluyendo las variantes 52ª, 52b y 52c, lo que suponí­a más de la mitad de Zero. A pesar de la falta de pilotos experimentados y de la escasez de combustible, la carrera del Zero se alargó durante cinco aí±os. Desde se debut en China en el aí±o 1940, combatió en las islas Salomón en el otoí±o de 1943, las islas Mariana en junio de 1944, en Iwo Jima, Okinawa y, por íºltimo, sobre tierras japonesas en 1945. Caracterí­sticas del Zero A6M5 Modelo 52 Longitud: 9,12m Envergadura: 11m Peso: 2.740kg Motor: Sakae Tipo 21, refrigerado por aire, 14 cilindros, 1.130cv Velocidad máx.: 565km/h Autonomí­a máx.: 1.920km Armamento: dos ametralladoras de 7,7mm; dos caí±ones de 20mm

Cant.
Maquetas - Avion 1/32 - Tamiya
www.ecomodelismo.com utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.  Ver